La vacuna contra la enfermedad de Alzheimer comienza a ensayarse en humanos

Carlos Alberto Gutierrez Robayo

Más de veinte personas ya se encuentran en la fase de experimentación al inyectarse el “antídoto” contra la enfermedad que acaba cruelmente con la memoria.La vacuna contra la enfermedad de Alzheimer, desarrollada por la empresa Araclon Biotech, ha comenzado la fase clínica con su ensayo en humanos. Así veinticuatro personas ya han sido objeto de esta nueva inyección, en el que se estudiará su tolerabilidad y su seguridad hacia esta dolencia.

La empresa encargada de su desarrollo trabaja también en la creación de nuevas terapias y métodos de diagnóstico de enfermedades neurodegenerativas, eso sí, principalmente centrados para la enfermedad de Alzheimer, una dolencia para la que tiene muy avanzado un test de diagnóstico temprano, tal y como comunicó el director científico, Manuel Sarasa.

Asimismo, señaló que, una vez pasada con éxito la fase de experimentación animal, se comenzó a inyectar a las personas. Concretamente en el mes de enero a veinticuatro pacientes, de las que ya han pasado cinco, ya que el ensayo está coordinado por la Fundación ACE y la doctora Merce Boada.

En la primera fase, que podría concluir a finales de 2015 tal y como han indagado, se analizará la tolerancia del producto, es decir, su toxicidad, no tanto su efectividad. Así lo afirma Sarasa, que no atrevió a poner fecha a la finalización de una vacuna contra la enfermedad de Alzheimer “una cuestión muy complicada de fijar”.

 Asimismo, señalan que el estudio con humanos es “ciego”, es decir, no se conoce a quién se ha reclutado, que corre a cargo de una empresa, aunque han determinado que sí saben a qué pacientes se les otorga la vacuna: dieciséis pacientes están en el estado más leve de la enfermedad y ocho reciben un placebo.

Durante la siguiente fase se probarán diferentes dosis, en función de si a los que se han vacunado se les ha estimulado el sistema inmunitario o no, al igual que se desarrollarán varios protocolos, como sería “con personas asintomáticas para prevenir” ya que “no creemos que la enfermedad de Alzheimer pueda ser curable”.

“A esta fase, que normalmente dura no menos de dos años, le seguirá otra, de alrededor de tres años, y a continuación habrá que acudir al registro”, explicaron. El objetivo fundamental de este proyecto es “acabar con la enfermedad de Alzheimer”.

Dichos avances se dieron a conocer este miércoles durante la inauguración de la nueva sede de Araclon Biotech, en Zaragoza, empresa biotecnológica de origen aragonés y participada mayoritariamente por la multinacional Grifols en un acto presidido por la jefa del Ejecutivo de Aragón, Luisa Fernanda Rudi, y que contó con la asistencia de cuatro consejeros.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s