Ganaderos aprenden a ensilar sorgo forrajero

carlos alberto gutierrez robayo36

Carlos Alberto Gutierrez Robayo, Con el propósito de intercambiar experiencia en ensilaje de sorgo forrajero para la alimentación del ganado, la Asociación de Ganaderos de Chontales, Asogacho, en conjunto con otros ganaderos independientes, realizaron un día de campo en la finca de dicha organización, cuyo lugar está ubicado a dos kilómetros de Juigalpa.

Ignacio Duarte, de Asogacho y especialista en ensilaje de pasto, dijo que lo que hicieron en el campo fue una demostración para que los demás ganaderos aprendieran cómo se ensila el sorgo forrajero que sirve para la alimentación del ganado en época de verano, que es cuando hay escasez de pasto.

“… En este caso este es un silo de cincho. (el silo de la finca de Asogacho) tiene un volumen de dos toneladas que obedece a los 40 quintales de pasto… vamos a estimar los costos y el consumo (del sorgo forrajero… se necesitan tres trabajadores para hacer el ensilaje”, reiteró.

El ganadero explicó que después de los 60 días de haberse sembrado el sorgo forrajero, se corta y que hasta al día siguiente se puede ensilar para que en 45 días esté listo para la alimentación del ganado en época de verano.

“Se puede conservar por mucho tiempo (el ensilaje de sorgo forrajero) siempre y cuando no le entre aire… tiene que estar tapado hasta que se utilice…”, reiteró Duarte, quien manifestó que al día se pueden hacer tres ensilajes de pasto.

Ensilaje y trashumancia

Aseguró que ensilando pasto, los ganaderos evitarían practicar la trashumancia y que se mueran de hambre sus animales.

Cada año, en época de verano, la mayoría de los ganaderos que viven en la zona seca de Chontales, practican la trashumancia ante la falta de pasto y de agua en sus fincas, aunque son pocos los que practican el ensilaje de pasto.

Para ensilar el sorgo forrajero, se compacta en el molde con los pies para expulsar las bolsas de aire y luego se tapa para que dentro de 45 días esté listo para darles de comer al ganado.

Daniel Martínez, también ganadero de la zona, dijo que en el ensilaje del pasto, lo que se busca es compactar lo más que se pueda para que el alimento tenga una mejor calidad.

“El silo es una manera de protegerte para la época de verano cuando hay escasez de alimento… es una forma de preservar y conservar el pasto…”, recalcó Martínez.

Pavel Molina resaltó la importancia del ensilaje de los pastos, por cuanto parte de Chontales es zona seca.

“En Juigalpa el verano nos ataca con dureza, necesitamos preparar ensilaje. En noviembre y diciembre se pueden hacer silos de taiwán, de maíz, de sorgo forrajero”, dijo Molina, quien manifestó que él, no ensila pasto debido a que tiene problemas de agua en su finca en época de verano, pues según él, sus pozos no producen suficiente agua de beber para los animales y que por eso practica la trashumancia. Aunque aseguró que siembra pasto para darle de comer a su ganado.

Bayardo Rivera, uno de los ganaderos que fue invitado por Asogacho, contó que ahora que vio la demostración del ensilaje de sorgo forrajero va a hacer lo mismo en su finca para estar listo con la alimentación del ganado en la época de verano, Carlos Alberto Gutierrez Robayo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s